Take a Survey URJC Vicálvaro - Edif. Departamental - (Aula D) 259 26 Sep 2018 Grupo de Trabajo
Multisesión (Track 7) 15:30 - 17:30

GRUPO DE TRABAJO/PANEL: El objetivo del grupo de trabajo es evaluar las estrategias de política financiera instrumentadas desde la década de los 70 hasta nuestros días tanto en países desarrollados como en desarrollo, utilizando indicadores económicos financieros. Referente a los indicadores financieros se dará énfasis al estudio de los instrumentos dedicados a desarrollar mercados ambientales: Bonos verdes. De 1971 hasta nuestros días, se instrumenta una política financiera neoliberal en la cual es el mecanismo de mercado el encargado de determinar los precios claves de la economía así como la asignación de recursos a las actividades consideradas estratégicas; siendo los tres ejes fundamentales: liberalización financiera, desregulación económica y liberalización comercial. El cambio climático ha propiciado la firma de acuerdos legales y el cambio en el marco legal de países desarrollados y en desarrollo; cuya finalidad es financiar grandes proyectos que beneficien al ambiente. El financiamiento de estos grandes proyectos; siguiendo las directrices del modelo neoliberal, se realiza a través de los mercados: Emisión de bonos verdes. Los grandes proyectos se realizan en energía renovable, construcción sustentable, eficiencia energética, transporte limpio, agua, manejo de residuos, agricultura etc. En el 2014, la Asociación de mercados de capitales internacional (ICMA) publicó los lineamientos y mejores prácticas para emitir bonos verdes.

Bonos verdes para la generación de energía eléctrica a través de hidroeléctricas en México
00:00 - 00:00
La generación de energía eléctrica limpia y sustentable para el planeta siempre ha estado presente, con la construcción de hidroeléctricas, mismas que empezaron 1882; en pequeñas y rudimentarias instalaciones localizadas en Inglaterra, Estados Unidos y Francia, y unos años después se construyeron en México en 1989; las primeras instalaciones fueron en Botapilas en Chihuahua, a México se le considero pionero en la generación de energía eléctrica, durante 48 años diversas empresas extranjeras, desarrollaron pequeñas hidroeléctricas y comercializaron el producto en territorio mexicano, posteriormente en 1937 en el gobierno del presidente Lázaro Cárdenas, se creó la Comisión Federal de Electricidad (CFE), de esta forma la generación de energía paso a ser del estado. México, actualmente cuenta con 64 centrales hidroeléctricas, siendo 20 de gran importancia distribuidas en las regiones noroeste, norte, occidente, sureste y central del país y las restantes 44 son centrales pequeñas, de las cuales están fuera de operación 7, (El Durazno, Huazuntlán, Ixtapantongo, Santa Bárbara, Las Rosas, Tepazolco y Tingambato). En el país se debe realizar inversiones en bonos verdes, que impulsen la generación de energía limpia y sustentable, debido a que la hidrografía en el territorio nacional es favorable, ya que cuenta con una extensión muy grande de ríos que atraviesan todo el territorio nacional, como es el caso de los ríos (Sonora, Yaqui, Mayo, Fuerte, Atoyac, Suchiate, Grijalva, Coatzacoalcos, Bravo, Tamesí, entre otros) los cuales aprovechados de manera adecuada, puede permitir grandes beneficios del medio ambiente y económico del país, generando energía eléctrica limpia y amigable con el medio ambiente. Muchos de estos ríos ya cuentan con presas e hidroeléctricas, pero no son aprovechados al máximo como en otros lados del mundo tal es el caso de Inglaterra, Francia, China etc, que incluso tienen una hidrografía, no tan privilegiada como la de México, ellos generan mayores cantidades de energía eléctrica. La falta de inversiones en este rubro a generado que México, incluso en febrero de 2105, importara energía eléctrica proveniente de los Estados Unidos de América, de Hasta 540 megawatts podrá importar la empresa a Energía Buenavista luego que la Comisión Reguladora de Energía (CRE) le entregará la primera autorización de importación de electricidad. Será generada desde por la central de ciclo combinado Frontera, ubicada en Texas, y servirá para atender las necesidades de empresas de los sectores minero, automotriz, papelero, cementero y del acero, entre otros, favoreciendo su competitividad, de acuerdo con un comunicado de la CFE. Como también el Mercado Eléctrico Mayorista, quienes cuenten con una autorización de este tipo y cumplan con la normatividad, podrán continuar la importación de energía eléctrica y participar en dicho mercado bajo el nuevo esquema previsto en el artículo transitorio Décimo de la Ley de la Industria Eléctrica y su autorización se rige por las disposiciones generales para dicha importación publicadas por la CRE en el Diario Oficial de la Federación el 24 de diciembre de 2014.
Dívida pública e as restrições ao desenvolvimento nos países periféricos do capitalismo
00:00 - 00:00
O processo acelerado da acumulação do capital, proporcionado pela globalização neoliberal, tem intensificado as crises e diminuído os períodos em que elas ocorrem, tornando também globais seus impactos. No entanto, mesmo com as crises intensas e acirradas, o capitalismo continua dominando o pensamento e orientando a ação política. Na atual fase de hegemonia do pensamento neoliberal, em que se manifestam concepções que valorizam a liberdade individual, o livre-mercado e o livre-comércio, impõem-se reformas aos Estados, por meio da desregulamentação e da adoção dos princípios oriundos da gestão privada. A dependência em relação a este modelo é reforçada pelas dívidas públicas dos países, fato que repercute na composição dos orçamentos públicos, que reservam elevados recursos para o pagamento de dívidas e serviços daí decorrentes. Para garantir a efetiva alocação de recursos é assumida uma disciplina fiscal e uma austeridade na gestão pública para aumentar a receita e se obter superavits primários. Tal austeridade praticada tem favorecido uma ditadura financeira e colocado em segundo plano, para os governos, os compromissos sociais essenciais para a superação da crise. A prioridade dos orçamentos é o cumprimento dos compromissos de dívida assumidos com os credores internacionais, que tiveram o apoio de instituições multilaterais. O enfraquecimento das estruturas de poder nacionais e sua subsunção aos mercados financeiros globais enfraquece também a condição de se criar políticas sociais, essenciais principalmente em períodos de agudização das crises dos mercados, tais como nos anos recentes. Assim, as políticas sociais são transferidas para a ação filantrópica de indivíduos e instituições sociais ou para a ação de responsabilidade social empresarial. Ademais, se tais políticas de austeridade vêm impondo restrições à ação social de governos em favor do capital, antes de representarem uma pressão para o resgate do que entendem por débitos, cumprem o papel de renovar, a cada “acordo” de negociação, a relação de dependência dos países devedores com os credores privados. Evidenciam-se, portanto, as limitações dos mecanismos colocados pela ordem dominante como organizadores e mediadores dessas crises, no enfrentamento e na superação das externalidades negativas que gera. O Brasil tem sido um exemplo dessa conduta. A cada ano o orçamento federal reserva aproximadamente 50% para o pagamento de juros e serviços da dívida pública, ou seja, recursos diretamente comprometidos com o grande capital. Além disso, ocorre também um avanço desses capitais rumo aos percentuais restantes do orçamento público, uma vez que serviços públicos como educação, saúde e segurança são assediados por privatizações por meio de financiamento direto ou pela terceirização para as Organizações Sociais (OS). Assim, no debate político tem predominado a capacidade de gerir o modelo previamente definido em detrimento da construção de políticas públicas que o confrontem e que efetivamente busquem promover o desenvolvimento que incorpore setores sociais tradicionalmente excluídos dos processos de desenvolvimento.
Análisis de la información que conforma la balanza comercial de México
00:00 - 00:00
El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), genera la Estadística del Comercio Exterior de México (ECEM), cuyo objetivo es ofrecer información anual que permita conocer el intercambio comercial de mercancías que realiza México con el resto del mundo, y que sirva como insumo para el Sistema de Cuentas Nacionales y los cálculos de la Balanza de Pagos. La información refleja las exportaciones e importaciones de mercancías, que durante el periodo de estudio se realizaron en forma definitiva; es decir, las operaciones comerciales de mercancías que han cumplido los trámites aduaneros respectivos. La desagregación se presenta a nivel de fracción arancelaria (ocho dígitos) y en algunos casos, a seis dígitos para operaciones especiales, según la Tarifa de la Ley de los Impuestos Generales de Importación y de Exportación (TIGIE). Esta clasificación se basa en el Sistema Armonizado de Designación y Codificación de Mercancías (SA), aplicado internacionalmente. Por último, la información presentada, es resultado del esfuerzo conjunto del Grupo de Trabajo de Estadísticas de Comercio Exterior (GECE), integrado por el Banco de México, INEGI, Servicio de Administración Tributaria y la Secretaría de Economía Derivado de lo anterior, se asume la existencia de un sobre registro de dichos datos, lo cual se refleja al momento de realizar los ejercicios de precios medios, lo que incide directamente en la calidad de la información estadística. Las fuentes primarias de información de la Balanza comercial de mercancías de México, son los registros de entrada y/o salida de las operaciones comerciales que se llevan a cabo en cada una de las aduanas. Para su control, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) ha implementado el Sistema de Automatización Aduanera Integral (SAAI M3), que consiste en un proceso de validación de pedimentos aduaneros que da lugar a un intercambio de información entre agentes y apoderados aduanales, por una parte, y la autoridad aduanera por la otra. Con base en lo anterior, el SAT integra mensualmente un disco compacto que contiene los datos preliminares relativos a las operaciones de la Balanza comercial de mercancías. Esta información servirá para analizar la evolución y estructura de la Balanza Comercial de México, así como para evaluar la interacción que se registra entre la actividad comercial y el comportamiento de la economía nacional, es por este motivo que se realiza el análisis de la información que genera la balanza comercial de México, ya que esta es básica para la toma de decisiones de los encargados de las políticas públicas en materia comercial y financiera, dicho análisis se llevó a cabo con información del 2011 al 2015 de las cuentas que conforman la misma, así como también de los indicadores claves de la balanza.
Inversión Extranjera Directa en el sector industrial en México, 1994-2017
00:00 - 00:00
Desde la segunda revolución industrial, la Inversión Extranjera Directa (IED), como una forma de movilidad del capital global, ha sido fundamental para incrementar el volumen de la producción y ampliar las redes de comercio y financiamiento a nivel mundial; y a partir de 1994 esto no fue la excepción. De 1994 a 2017 este flujo de capital hacia México, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), pasó de 10,646.90 millones de dólares (mdd) a 29,695.0 mdd, respectivamente, y se concentró en el sector industrial al tener una participación media anual de 58.8% en el total acumulado; sector relevante debido a que impulsa de manera directa e indirecta el crecimiento y desarrollo económico nacional. Sin embargo, debido a la esencia selectiva y discriminatoria de la IED, en el periodo 1994-2017 la IED en México se ha concentrado en ciertas industrias y entidades del país, lo que ha limitado el crecimiento y desarrollo económico nacional integral y equilibrado; debido a la polarización del desarrollo industrial y desintegración nacional que esta localización y destino sectorial de la IED ha generado. Analizamos los siguientes datos, en relación al acumulado de esta inversión en los sectores de destino en México: industrial, 54%; servicios, 32%; comercio, 7.1%; extractivo, 4.9%; y, el agropecuario, con 2%. En cuanto a su localización en las entidades federativas en el año 2017, 14 de las 32 entidades concentraron el 83.9%; 10 el 67%; 6 el 53.3%; y, tan solo 4 captaron el 42.4% del total. Los datos evidencian la existencia de una concentración de esta forma de capital global en el sector industrial y su localización en ciertas regiones económicas –principalmente en la región norte. A manera de precisar y determinar nuestro objeto de estudio en su amplitud y profundización, se define el problema de la siguiente manera: ¿Cuáles son las causas económicas que determinaron el comportamiento y regionalización de la Inversión Extranjera Directa en el sector industrial en México, 1994-2017? Como respuesta tentativa, las cusas económicas que determinaron la el comportamiento y regionalización de la Inversión extranjera directa en el sector industrial en México en el periodo 1994-2017 fueron la necesidad misma de movilidad y reinversión del capital; la integración económica de 1994; necesidad de triangular y disminuir costos; localización del mercado externo de exportación y ventajas comparativas y competitivas. El objetivo de nuestra investigación consiste en proponer una estrategia de política de desarrollo industrial que permita reducir de manera paulatina y progresiva los efectos del comportamiento y localización regional de la IED -en el sector industrial en México para el periodo 1994-2017-en la desintegración nacional y la polarización del desarrollo industrial, debido a la esencia selectiva y discriminatoria de la IED. Respecto al marco teórico, se toma como referencia, fundamento y parte del trabajo las teorías de la integración económica, de la localización de la IED, del comercio internacional, entre otras teorías explicativas del fenómeno. Y el método será el deductivo; apoyado de los enfoques histórico y objetivo.
La clasificación de los bonos verdes emitidos en el mercado de valores de México: finanzas verdes.
00:00 - 00:00
Los bonos verdes pueden ser cualquier instrumento de deuda donde los recursos se usen exclusivamente paran financiar o refinanciar proyectos elegibles como ‘verdes’. Estos bonos requerirán una certificación que acredite que el uso de recursos estará ligado a actividades sustentables. El objetivo es convertir la herramienta de deuda en un movilizador de recursos, locales e internacionales, para construcción de infraestructura que permita reducir y adaptar a las empresas al cambio climático, a través del financiamiento de proyectos con energía renovable. Por ejemplo, una empresa de energía solar puede emitir un bono verde para “refinanciar activos” y utilizar los recursos en la ampliación de su planta. El mercado de bonos verdes a nivel mundial pasó de 3,000 millones de dólares (mdd) en 2010 a 90,000 mdd hasta 2015, según datos del Banco Mundial. La llegada de estos instrumentos ocurre en medio del compromiso de México para producir hasta 35% de la electricidad total con energías renovables en 2024. José-Oriol, director general de la BMV, dijo que en 2050 el cambio climático puede costar hasta 2.5% del Producto Interno Bruto (PIB) del país. Entre los sectores elegibles para emitir los instrumentos de deuda verdes están la energía y construcción renovables, eficiencia energética, transporte limpio, agua (adaptación, manejos de residuos o captura de metano, hasta cadena de alimentos, bioenergía, agricultura y forestación. El listado de Instrumento de deuda en el listado de valores de la Bolsa Mexicana de Valores, emitidos bajo la categoría de bonos verdes no implica certificación sobre la bondad de los valores, la solvencia de la emisora, sobre la exactitud o veracidad de la información contenida en el prospecto, la opinión del experto independiente especializado en el análisis de objetivos ambientales, el destino de los recursos, ni convalida los actos que, en su caso, hubieren sido realizados en contravención con las leyes. Los bonos verdes mantendrán el mismo estatus regulatorio que los bonos tradicionales y se emitirán por los canales habituales. Según Grupo BMV y la plataforma mexicana de carbono, MéxiCO2, el potencial emisor deberá presentar de forma pública la siguiente información: • Certificación y/o segunda opinión que asegure la naturaleza verde del bono • Datos sobre el uso de los recursos en el proyecto de colocación u otros formatos de inscripción Las metodologías de certificación incluyen la ICMA del Banco Mundial Green Bond Principles, y Climate Bonds Iniciative Standards. La etiqueta verde podrá aplicar a diversos tipos de valor y será identificada en la clave de pizarra con la extensión “BV”. Cualquier entidad con calificación crediticia (banca de desarrollo, comercial, corporativos, gobiernos nacionales y locales), puede emitir los bonos verdes. Las carteras de crédito también pueden ser usadas como activos verdes. Para instituciones financieras banca de desarrollo y comercial) las carteras de crédito e hipotecas que estén enfocadas a actividades verdes pueden ser financiadas por bonos verdes. En México existe un antecedente de colocación verde a finales de 2015, de Nacional Financiera (banca de desarrollo).
+ 3 more abstracts (presentations). View All
Presentations submitted by speakers
Download Presentation Submitted by Germán Martínez Prats
Download Presentation Submitted by Germán Dominguez Bocanegra
Download Presentation Submitted by Aarón Morales
Download Presentation Submitted by Yadira Rodríguez Pérez
Download Presentation Submitted by Abraham Alejandro Pérez De León

Conferencistas
UECE
pesquisador
UNAM, FES Aragón
Estudiante
Facultad de Estudios superiores Aragón. Universidad Nacional Autónoma de México.
Estudiante
ICS Universidade de Lisboa
Investigador visitante
TESE
Docente curricular
+ 4 more speakers. View All
Moderadores
UNAM/TESE
Docente curricular
UNAM/TESE
Profesor definitivo A

Discussions


Discussion not started yet.